Taylor Swift podrá tocar sus viejas canciones en los American Music Awards 2019

0
14

Al parecer Taylor Swift podrá realizar su show sin contratiempos en los American Music Awards (AMA) este domingo.

Después de una discusión pública sobre el permiso para interpretar su música más antigua en la entrega de premios este domingo, cuyos derechos legales son propiedad de Big Machine Label Group

Según Variety, la antigua disquera de Taylor y que ahora pertenece Scooter Braun, informó a los productores de AMA, Dick Clark Productions, esta mañana que autorizaba a todos los artistas de BMLG a realizar presentaciones en el programa.

VER TAMBIÉN – ARTISTA DE LA DÉCADA – Taylor Swift será honrada en los American Music Awards 2019

“The Big Machine Label Group y Dick Clark Productions anuncian que han llegado a un acuerdo sobre la licencia que aprueba las actuaciones de sus artistas para transmitir el show y retransmitirlo en plataformas mutuamente aprobadas”, dijo la compañía en un comunicado.

“Esto incluye las próximas actuaciones de los American Music Awards. Cabe señalar que los artistas de grabación no necesitan la aprobación de la etiqueta para presentaciones en vivo en televisión o cualquier otro medio en vivo. La aprobación del sello discográfico solo es necesaria para las grabaciones de audio y visuales de los artistas contratados y para determinar cómo se distribuyen esas obras”.

La noticia sigue luego del estallido entre Swift-Braun-Borchetta de la semana pasada. Donde la intérprete de “Lover” acusaba a BMLG de no permitirle interpretar su antigua música durante su presentación en el show en vivo.

Swift criticó a Braun y Borchetta en las redes sociales, revelando el asunto y afirmando que Big Machine también amenazó con bloquearla para que no usara su material anterior en un próximo documental de Netflix.

Si bien no estaba del todo claro que Big Machine podría haber bloqueado a Swift, la cantante afirmó que la amenazaron con hacerlo, y en un comunicado emitido el viernes por la mañana, la compañía no lo negó específicamente.

En un comunicado emitido en la página de la disquera dice:

“La verdad es que Taylor ha admitido que debe contractualmente millones de dólares y múltiples activos a nuestra empresa, que es responsable de 120 empleados trabajadores que ayudaron a construir su carrera.

“Hemos trabajado diligentemente para mantener una conversación sobre estos asuntos con Taylor y su equipo para avanzar productivamente. Comenzamos a ver progreso en las últimas dos semanas y estábamos tan optimistas como ayer que esto podría resolverse”.

“Sin embargo, a pesar de nuestros esfuerzos persistentes para encontrar una solución privada y mutuamente satisfactoria, Taylor tomó la decisión unilateral anoche de reclutar a su base de seguidores de una manera calculada que afecta en gran medida la seguridad de nuestros empleados y sus familias”

“Taylor, la narrativa que has creado no existe. Todo lo que pedimos es tener una conversación directa y honesta. Cuando eso suceda, verás que no hay nada más que respeto, amabilidad y apoyo esperándote del otro lado…”

Todo esto le permitió a Taylor retratar la situación como un golpe contra los derechos de los artistas, movilizando a un gran grupo de famosos a su favor, incluso a la aspirante presidencial demócrata Elizabeth Warren.

La historia detrás de esta disputa radica en la consternación pública de Swift por la compra de Big Machine por parte de Braun, que se anunció el 30 de junio, y con ella los derechos de sus primeros seis álbumes.

Redacción GossipVzla con información de Variety

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí