Ruta de la muerte: La inhumana travesía de un venezolano con su hijo para atravesar el Darién y llegar EEUU

0
387

Tras registrarse la muerte de al menos cuatro migrantes venezolanos en el paso de la Selva del Darién se dio a conocer la historia de John Yépez, quien emprendió este peligroso viaje junto a su hijo.

El venezolano es oriundo de Palo Negro, estado Aragua, de acuerdo a la información que se dio a conocer en el reportaje de su testimonio. Allí mencionó que tenía cuatro años viviendo en Colombia junto a su esposa y sus dos hijos.

Sin embargo, el matrimonio se terminó luego de que la joven lo abandonara y le dejara a su hijo pequeño para criarlo.

“Me traje a mi mamá para que me apoyara. Mi mamá estaba con mi otro hijo. Trabajé de domiciliario, tenía una moto y la situación también era muy pesada. Colombia se estaba poniendo muy complicada, no me alcanzaba para nada”, recordó.

Poco después tomó la decisión de vender su moto, el único recurso que tenía, por 450 dólares. Luego de esto, tomó la difícil decisión de irse a los Estados Unidos, aunque no contaba con los papeles necesarios para hacerlo, por lo que sabía que debía utilizar uno de los caminos verdes.

“Dije: ‘tengo que irme por un mejor futuro’. Compré el pasaje para Medellín y el de mi mamá para que fuera para Cúcuta. Nos despedimos llorando, fue algo duro”, señaló.

Ver también: Esta es la verdadera voz de Britney Spears(+VIDEO)

“Sabía que tenía que ir a Medellín y de allí a Necoclí. Luego, agarrar una lancha. Iba preguntando. Tenía dos sitios que me habían comentado que era el más rápido, es lo único que sabía”, mencionó. Así comenzó su travesía por el Darién.

El trayecto en lancha les llevó dos horas y confesó que le “daba miedo porque de noche pega más fuerte el oleaje”. En Carreto los recibió un “guía” que les dio cena. Para ese entonces, estaba totalmente incomunicado.

“A la mañana siguiente, el guía nos dio café y dijo ‘vámonos de una vez’. Entregó una ficha y teníamos que esperar a otro guía. Cuando llevábamos una hora caminando todo el mundo empezó a botar muchas cosas: zapatos nuevos, ropa, toallitas húmedas”, manifestó.

«Uno se llena de mucho barro. Llega un momento en el que se te hunde el pie como hasta la rodilla”, recalcó. Se vio obligado a despojarse de los bolsos que llevaba consigo, botó la carpa, solo se quedó con un teléfono.

“Mi hijo tampoco podía caminar y recuerdo las palabras que me dijo: ‘Papá, ¿por qué me trajiste para acá?’. Me puse a llorar porque me dio mucho sentimiento”, dijo.

“Hay ríos que son hondos y se los lleva la corriente. Nosotros vimos que el río se llevó a un haitiano y se ahogó con su hijo. Entonces, un muchacho me esperaba y me pasaba al niño. Se iba adelante y podía llegar rápido, pero me esperaba en el río y me ayudaba a pasar nuevamente al niño. Había partes que teníamos que pasar en cadeneta, siempre apoyándonos entre todos”, detalló.

El tapón del Darién, como también se le conoce, es una inhóspita selva por donde cada año miles de migrantes procedentes de todo el mundo transitan hacia los Estados Unidos. Entre ellos, los venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro.

Venezuela atraviesa desde hace años una profunda crisis política, social y económica atribuida a la caída de los precios del petróleo y a poco más de dos décadas de malas administraciones de gobiernos socialistas.

Millones de personas han caído en la pobreza, inicialmente en medio de una gran escasez de alimentos y medicamentos, seguida de la imposibilidad de comprarlos por la brutal pérdida del poder adquisitivo en un escenario de bajos salarios y una inflación galopante que llegó incluso a hiperinflación.

Redacción GossipVzla. Con información de Maduradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí