POLÉMICA – Ivan Dumont descubre secretos del Miss Venezuela “Vi a muchas llegar en autobús y al mes ya las traía un chofer”

0
302

El missologo Ivan Dumont comenzará una serie en donde revelará los “Retratos de una corona” del Miss Venezuela.

Ivan Dumont está preparando una nueva serie de escritos con los que piensa contar su trayectoria en el Miss Venezuela, revelando algunos secretos muy bien guardados y los rumores de prostitución y proxenetismo que han estado durante los últimos años alrededor de la gran organización de belleza.

Lo primero que aclaró este criollo en la primera parte de “Retratos de una corona” es que nunca vio nada que le hiciera pensar que había un trasfondo indecente detrás del manejo del concurso, sin embargo, aclaró que la organización no tiene nada que ver con la vida de las candidatas y lo que le piden sus managers.

“Sin querer ser abogado del diablo, me consta que lo primero que hacía Osmel al seleccionar el grupo de participantes era leerles la cartilla: ‘Niñas, cero fiestas, cero escándalos y si tienen novio quédense con ese novio hasta que pase el concurso, no se vuelvan loca’”, comentó

No obstante, esto sería solo puertas adentro mientras que fuera entre maquilladores, managers y diseñadores hacían sus “planes con sus protegidas”, según relató.

Ante esto, expresó que “Era muy común ver cómo un asistente de maquillaje cambiaba su estilo de vida de la noche a la mañana. Lo mismo ocurría con algunas de las niñas. Vi a muchas llegar en autobús y al mes ya las traía un chofer… o sea, literalmente podría decir que esa miss ‘coronó’”.

Dijo que algo que había escuchado era que “también para esa niña era mucho más rentable salir del concurso con un pretendiente, porque como le escuché a un famoso maquillador: ‘Ella está clara. Ella sabe que después de pasar por aquí, no cobrará 300$, cobrará 3000$. De aquí sale pelando bolas la que quiera’”.

Explicó también que si un manager invertía dinero en alguna concursante y esta al final no se prestaba para lo que le pedían, automáticamente se ganaba un enemigo. “Voy más allá, a una MV la amenazaron con ‘pasarle una camioneta por encima si la veían en la calle’, en venganza por no acceder a ‘pagar lo que debía’”.

Confirmó que Osmel Sousa, presidente de la organización hasta el año 2018, dijo en una ocasión a estas personas que no podrían lograr nada haciendo un desastre con las misses, puesto que “una loca jamás ganará el MV”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

DE PROSTITUCIÓN Y PROXENETISMO en el MV hay muchos cuentos. A decir verdad, jamás vi -dentro de la Quinta- acto alguno que me hiciera pensar que un trasfondo indecente se imponía sobre el manejo del concurso. . Acoto: una cosa es la OMV, otra sus integrantes y otra muy distinta las candidatas y sus manejadores. Sin querer ser abogado del diablo, me consta que lo primero que hacía Osmel al seleccionar el grupo de participantes era leerles la cartilla: “Niñas, cero fiestas, cero escándalos y si tienen novio quédense con ese novio hasta que pase el concurso, no se vuelvan locas”, indicaba. . Claro, eso era puertas adentro, pero puertas afuera, todo un enjambre de maquilladores, managers y algunos diseñadores, hacían “planes” con sus protegidas. . Era muy común ver cómo un asistente de maquillaje cambiaba su estilo de vida de la noche a la mañana. Lo mismo ocurría con algunas de las niñas. Vi a muchas llegar en autobús y al mes ya las traía un chofer… o sea, literalmente podría decir que esa miss “coronó”. . Para un manager lograr “colar” a una candidata “mal portada” en el grupo era el equivalente a ganarse la lotería. Es que también para esa niña era mucho más rentable salir del concurso con un pretendiente, porque como le escuché a un famoso maquillador: “Ella está clara. Ella sabe que después de pasar por aquí, no cobrará 300$, cobrará 3000$. De aquí sale pelando bolas la que quiera”. . Y si por alguna razón, luego de que un manager haya invertido dinero en alguna candidata y ésta no se prestaba para su juego, esa niña se ganaba un enemigo. Voy más allá, a una MV la amenazaron con “pasarle una camioneta por encima si la veían en la calle”, en venganza por no acceder a “pagar lo que debía”. . En el año 2011, una vez, iracundo por el desastre en que se convirtió la disciplina en el certamen, escuché a Osmel decirle a los manejadores: “No crean que haciéndole caso a patrocinantes o haciendo desastres con las niñas cuando salen de aquí, van a lograr algo. Entiéndanlo bien, una loca jamás ganará el MV”. Esta historia continuará… . #RetratosDeUnaCorona #Misses #Miss #Venezuela

Una publicación compartida de Iván Dumont (@ivandumont) el

Redacción GossipVzla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí