Joven de 20 años murió tras someterse a un aborto clandestino en Miranda: Pagó $120

0
99

Una mala praxis durante un aborto clandestino en Miranda le quitó la vida una joven de 20 años de edad.

El 30 de enero de este año, Rosmary Rusbely Palma Rodríguez (20) murió a raíz de una mala praxis de aborto clandestino en el Hospital Victorino Santaella, en Los Teques, estado Miranda.

A través de sus redes sociales, el director del CICPC (Douglas Rico) dio a conocer los antecedentes del caso esclarecido recientemente, en el que los padres de la víctima, Mariyuli Rodríguez Sánchez (44) y Rubén Jesús Palma Ibarra (53), figuran como parte de los culpables.

Los progenitores trasladaron a Rosmary hasta el sector Las Casitas, parroquia Guatire, municipio Zamora, para practicarse un aborto con la doctora Ana Yelisbeth Álvarez Aranguren (43).

La profesional de medicina, aunque cuente con un repertorio de estudios extenso, ya que es médico integral, fisioterapeuta y ginecólogo obstetra, aplicó una mala praxis durante el proceso y le generó una grave infección a la paciente.

VER TAMBIÉN – Osmariel Villalobos sufrió un aborto “No estaba preparada para estar embarazada…Esto no lo sabe nadie a nivel público” (+Video)

Con el paso de los días, la salud de Rosmary fue empeorando y sus sangrados no se detenían. En vista de su hija no mejoraba, decidieron contactar nuevamente con la doctora Ana y consultarle al respecto. La profesional recomendó a los padres de la joven que la llevaran al hospital para que fuera atendida debido a que estaba séptica.

El personal que atendió a Rosmary intentó frenar su infección, pero su estado de salud era tan grave que no pudieron salvarla y finalmente murió.

Tras pesquisas por parte de las autoridades, se descubrió que los culpables de la muerte de la joven de 20 años fueron una red hamponil que se dedicaban a captar jóvenes embarazadas que buscaban detener su gestación y realizarse un aborto clandestino por un precio de 120 dólares.

Juan Carlos Martínez Betancourt (49) y Maydelin Nayflor Martínez Rodríguez (23) se encargaban de captar a las mujeres que deseaban abortar, mientras que la doctora realizaba el proceso. Todos fueron detenidos por la ley, incluyendo los padres de la víctima.

Finalmente, Douglas Rico también informó que los culpables fueron puestos a la orden de la Fiscalía 30º del Ministerio Público de Miranda.

Joven de 20 años murió tras someterse a un aborto clandestino en Miranda: Pagó $120

Redacción GossipVzla y fuente: La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí