Este miércoles, 30 de enero, en Venezuela, se celebra el Día del Radio Aficionado, en conmemoración a todos aquellos que desempeñan esta labor.

Esta celebración nació el 30 de enero de 1934, gracias a un grupo de radiodifusores que se encontraban en los salones del Ateneo de Caracas, estos decidieron unir esfuerzos para crear una organización sin ánimo de lucro, el Radio Club Venezolano (RCV), con el fin  de agrupar, entrenar y representar a todos los radioaficionados venezolanos.

La entidad, miembro de la International Amateur Radio Union (Iaru), representa los intereses de los operadores de radio amateur venezolanos ante los autoridades regulatorias nacionales e internacionales.

La radioafición es un servicio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones que tiene por objetivo la auto-instrucción, la intercomunicación y las investigaciones técnicas efectuados por aficionados, es decir, por personas debidamente autorizadas que se interesan en la radiotécnica, con carácter exclusivamente personal y sin fines de lucro.

Esta definición hace hincapié en la faz técnica y educativa de la actividad, la que se define oficial y formalmente como amateur, no como hobby.

A esto, la radioafición como servicio de la UIT requiere de conocimientos técnicos, reglamentarios y operativos específicos para poder montar una estación autorizada y contar con licencia para emitir señales en las bandas especialmente designadas para ese servicio.

Los radioaficionados son capaces de apoyar a sus comunidades con comunicaciones de emergencia en caso de desastres o catástrofes si es necesario, mientras aumentan su conocimiento personal de la teoría de la electrónica y de la radio.

Se estima que unos seis millones de personas en todo el mundo participan regularmente de la radioafición.

Redacción de GossipVzla.

Dejanos tu Comentarios