La gobernadora del estado Lara, Carmen Meléndez fue atacada con mandarinas, naranjas y potes de agua por los feligreses que asistieron al acto de procesión de la virgen de la Divina Pastora en Barquisimeto, antes de que esta decidiera abandonar el lugar.

A pesar de que la mandataria regional escribió a través de su perfil de Twitter que estaría realizando un despliegue a lo largo y ancho de toda la procesión para garantizarle buena atención a los asistentes, Meléndez no recibió la aceptación por parte de los asistentes.

Este lunes se llevó a cabo el 163ª aniversario de la Divina Pastora en Barquisimeto, estado Lara.

 

Dejanos tu Comentarios