La madrugada de este viernes, 7 de diciembre, los beisbolistas de los Cardenales de Lara, José Castillo y Luis Valbuena fallecieron mientras se movilizaban en un vehículo, en la carretera que conecta los estados Yaracuy y Lara, específicamente en el Sector La Morita de la ciudad de San Felipe.

Además de José Castillo y Luis Valbuena, en el vehículo del siniestro también se encontraba el pelotero Carlos Rivero, quien se encontraba en el asiento del copiloto y afortunadamente sobrevivió al hecho, al igual que su chofer, quien era el encargado de manejar la camioneta en la que viajaban.

José Castillo, Luis Valbuena y Carlos Rivero se movilizaban con destino a Barquisimeto, estado Lara para llegar al próximo partido de los Cardenales, quienes se enfrentaron ayer jueves en el Estado Universitario contra los Leones del Caracas.

Vale la pena destacar que, en las redes sociales, varios periodistas venezolanos aseguraron que la muerte de los peloteros habría sido provocada por delincuentes que querían robarlos, lo que habrían logrado luego del impacto del vehículo contra una piedra que habrían lanzado al camino.

Ante esto, el presidente Nicolás Maduro recurrió a sus redes sociales para enviar un mensaje a la familia y los fanáticos de los ahora fallecidos deportistas, quienes dejaron el nombre del país en alto en cada temporada en las grandes ligas.

“Me uno al luto que embarga a la familia del béisbol venezolano y toda su fanaticada, por la partida física de Luis Valbuena y José Castillo, peloteros talentosos y reconocidos. Mis condolencias a @CardenalesDice y esencialmente a sus familiares, mucha fuerza en este momento”, escribió Nicolás Maduro.

Inmediatamente, muchos usuarios en redes sociales destruyeron al primer mandatario nacional por no aceptar la responsabilidad de lo ocurrido, e incluso lo tildaron de culpable por no mantener en buen estado las vías del país.

Dejanos tu Comentarios