Muchas noticias salen a la luz acerca de las parejas o exparejas que se encuentran relacionadas directamente con el mundo del espectáculo y esta no es la excepción, pues Marjorie de Sousa se encuentra realmente molesta y ofendida tras todo lo ocurrido con el padre de su hijo, Julian Gil.

La actriz venezolana, Marjorie de Sousa, se presentó al Centro de Convivencia de la Procuraduría Nacional de México en donde estuvo esperando a su expareja, Julián Gil para la visita que le haría a Matías, hijo de ambos.

Tras no presentarse, Marjorie realmente indignada se acercó en primer plano a una cámara de televisión a la que le habló en un tono fuerte pero conciliador: “Quiero aprovechar la cámara para enviar un mensaje. Julián, por el bien de Mati terminemos con esta situación, hablemos, y lo hago a través de esta cámara”.

Ver también:  Marjorie de Sousa pide hablar con Julián Gil por el bien de su hijo

Asimismo, con información del programa De Primera Mano, Julian Gil sería multado con la gran cantidad de 250 dólares por la ausencia en la visita que se pactó con su ex pareja.

Teniendo en cuenta de que los actores terminaron hace poco una disputa legal por la custodia del pequeño Matías, en la que el juez que lleva el caso ha ordenado régimen de visitas los primeros domingos del mes, pensión por 7.000 dólares mensuales y la custodia del niño para De Sousa.

Redacción GossipVzla con información de El Nuevo Día

Dejanos tu Comentarios