Will Smith y Jada Pinkett llevan más de veinte años de casados, un logro notable para una pareja de Hollywood, quienes normalmente terminan sucumbiendo a las presiones de la fama.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa, y como en todas las relaciones ha habido momentos de profundo declive y así lo confirmó el propio Will Smith durante una entrevista.

LA confesión la hizo durante la grabación del programa Red Table Talk que se emitirá en Facebook Watch el próximo 22 de octubre.

Y lo hizo delante de su esposa, de su hija Willow y de su suegra, Adrienne Banfield-Jones, las tres conductoras de este magazine.

“Mamá se levantaba todos los días y lloraba. Lo hizo 45 días seguidos. Llevé la cuenta”, reconoció el actor en el programa dirigiendo sus palabras a la hija de ambos, Willow.

Pinkett Smith, de 47 años, intentó ablandar el momento corrigiendo que fuere  “algún día” y no todos los días.

Smith no la dejó cambiar su versión de los hechos e insistió en que los llantos se produjeron “cada mañana”. “Nunca me sentí peor en nuestro matrimonio. Estaba fracasando miserablemente”, añadió.

Las razones de la terrible crisis matrimonial no fueron explicadas en el adelanto, pero se conocerán más adelante en la transmisión del programa.

Imagen relacionada

Redacción Gossipvzla

Dejanos tu Comentarios