Tom Cruise no tiene contacto alguno con su única hija Suri Cruise, hace al menos cinco años.

Como mucho se ha rumorado, no se debe a un pleito legal con su madre, la actriz Katie Holmes, sino por decisión propia del mismo Tom.

En una entrevista con una fuente allegada al actor, se revela que Tom no la quiere ver pues la pequeña no pertenece a la Cienciología.

El actor practica la religión desde hace más de dos décadas.

Según el acuerdo de paternidad, Cruise tiene derecho de ver a la niña 10 días al mes, pero prefiere no hacerlo por diferencias de creencia.

“Cada persona puede ver a su hijo si así lo desea. Él ha elegido no hacerlo porque ella no es ciencióloga” especificó el allegado .

Y ese distanciamiento entre padre e hija se nota, incluso ante los medios, que no los han captado juntos desde 2013.

Tony Ortega, ex editor de la revista The Village afirma que Katie Holmes fue obligada a firmar un acuerdo en el que se comprometía a no decir cosas negativas en contra de la iglesia a la que pertenece su ex, pues nunca ha hablado sobre la relación con el padre de su hija, y a cambio, se le concedería la custodia total.

Redacción gossipvzla

Dejanos tu Comentarios