Bill Cosby fue condenado de tres a diez años de cárcel como pena mínima por drogar y abusar sexualmente  a una mujer hace más de 14 años y de esa manera se convierte en el primer acusado del movimiento #MeToo en ser encarcelado.

Andrea Constand, fue quien interpuso la demanda que logró que un juez de Norristown (Pensilvania), llamado Steve O’Neill, condenara al cómico de 81 años. Mientras que el magistrado ordenó el “ingreso inmediato en prisión y declaró a Cosby”, y lo calificó como un “depredador sexual violento”.
La fiscalía pedía una condena mínima de cinco años, pero el juzgado tomó en cuenta la avanzada edad del actor y su expediente en blanco, lo que le dará la posibilidad de pedir libertad condicional dentro de tres años.
“Ha llegado el momento de la justicia, señor Cosby, todo esto se le gira en contra”, afirmó el juez O’Neill.
 “Ha sido un largo camino hacia la justicia”, señaló a la prensa la abogada Gloria Allred, quien afirmó que el actor nunca mostró remordimiento y siempre se declaró inocente.
Cosby salió cabizbajo y esposado de la sala de juicio donde estuvo por cuatro años en un tardío proceso de investigación, directo a la cárcel.
Según el relato de la víctima, el crimen sucedió en su mansión en los suburbios de Filadelfia, en enero de 2004. La exjugadora de baloncesto aseguró que una noche Cosby la invitó a su casa y le dio unas pastillas que la marearon y permitieron al artista abusar de ella.
Al menos 60 mujeres han acusado al cómico de abusar sexualmente de ellas entre los años 1960 y 2000.
Redacción gossipvzla. Fuente: El País 

Dejanos tu Comentarios