El nombre de la hija de Meghan Markle y el Príncipe Harry podría causar más conflictos con la Familia Real

0
117

El pasado viernes 4 de junio, Meghan Markle y el Príncipe Harry le dieron la bienvenida a su segundo hijo, una niña a la cual llamaron Lilibet Diana, en honor a la Reina Isabel II y a la fallecida Princesa Diana.

El hecho que los duques de Sussex llamaran a su hija ‘Lilibet’, que es el cariñoso apodo que llevaba consigo la Reina Isabel durante su infancia, se entendió como un paso hacia la reconciliación con la familia real.

Una fuente cercana a la pareja incluso aseguró que la monarca había sido la primera persona a la que Harry y Meghan llamaron para pedirle permiso de nombrar a su hija Lilibet.

VER TAMBIÉN:

Liam Payne confesó que pensó en el suicidio cuando estuvo en One Direction

Sin embargo, una fuente del Palacio de Buckingham le dijo al medio ‘BBC’ que dicha llamada nunca ocurrió y en cambio, afirmó que nadie consultó a Isabel II acerca del nombre de la pequeña, gesto que habría sido entendido por la prensa británica como una falta de respeto hacia la bisabuela materna.

Según Richard Palmer, periodista especializado en realeza de ‘The Daily Express’, existe la teoría que el gesto de llamar Lilibet a la segunda bebé de los Sussex sería solo “una forma cínica de mantener su estatus social vinculado con la familia real, parentesco que es el único incentivo que los hace rentables”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal)

Fuente: Cosmopolitan

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí