Ahogados en la nave espacial, sabían que iban a morir: la agonía de los tres astronautas soviéticos antes del horror

0
464

La nave espacial Soyuz y sus tripulantes estaban destinados al fracaso, no a la épica experiencia que la URSS quiso darle.

Soyuz 11 viajó al espacio para experimentar la vida prolongada en el espacio, una gran hazaña según la Unión Soviética. La nave fue tripulada por Vladislav Vólkov, Gueorgui Dobrovolski y Viktor Patsáyev.

Aparte del experimento, la misión era acoplar la nave a la primera estación espacial de la historia, la Salyut 1. Sin embargo, todo terminó en un desafortunado desastre, porque esta «hazaña» ocasionó la muerte de los tripulantes.

Hace cincuenta y un años, el 29 de junio de 1971, ocurrió esta tragedia que dejó una enseñanza, aunque como en algunas ocasiones no son tomadas muy en cuenta. Pues, la URSS ya había tenido un fracaso antes en completar esta misión de acoplamiento, sin embargo, lo quisieron volver a intentar porque Estados Unidos ya había conquistado la luna y se encontraban lejos del puntero de competencia.

VER TAMBIÉN – IMPACTANTE- La historia familiar de migración de Stefanía Fernández y sus abuelos que escaparon del comunismo soviético

En abril de aquel año, la Soyuz 10 ya había presentado fallos al acoplarse debido al exceso de presión. La pieza que causaba problemas fue reemplazada para la misión del 11, que tenía asignada otra tripulación.

Para esta hazaña debieron viajar los astronautas Aleski Leonov, Valeri Kubásov y Piotr Kolodin. En uno de los controles médicos, se encontró una macha en el pulmón a uno de ellos, razón por la cual se le impidió viajar. De acuerdo a las reglas soviéticas, si se descarta a uno, se descarta a la tripulación completa y se designaba otra.

Así fue como terminaron Vólkov, Dobrovolski y Patsáyev abordo de la nave espacial y a cargo de la misión. La relación entre los astronautas no eran muy favorable y durante todo el viaje espacial los pilotos Volkov y Dobrovolski discutieron muy a menudo.

La nave despegó el 6 de junio y para el día 7 ya se encontraba acoplada a la Salyut, los astronautas dejaron la Soyuz 11 y entraron a la estación espacial. Desde ese momento, las cosas no empezaron a salir como lo planeado.

Cuando los astronautas encendieron el sistema de regeneración de aire, empezaron a oler humo, por lo que desde la tierra se les aconsejó pasar esa noche en el Soyuz y no en la estación.

Al día siguiente, ya la estación contaba con un aire normal y los astronautas hicieron todos los procedimientos de rutina. Mientras tanto, en la tierra, los medios de comunicación informaba sobre la gran hazaña soviética.

Para el 9 de junio, que fue el primer contacto por televisión con los tripulantes, se les indicó hacer ejercicios para atemperar los efectos en el cuerpo de la ingravidez del espacio, en ese momento lo negaron y dijeron que su cansancio se debía a los trajes de entrenamiento que llevaban puestos.

¿Por qué los astronautas vestían trajes de entrenamiento en vez de trajes presurizados? Los trajes en ese entonces eran muy voluminosos y la única posibilidad de que los tres entraran en el interior de la nave era utilizar los de entrenamiento. Esto era una gran locura, pero obtener el éxito era más importante.

Para el día 16 de Junio, la Salyut volvió a llenarse de humo y aunque los astronautas pensaron en evacuar la estación, decidieron buscar la forma de controlar la situación. Apagando el generador principal, conectando un sistema secundario y cambiando los filtros de oxígeno, «todo volvió a la normalidad» aunque aún no lograban encontrar la causa del incendio.

El día 20 de junio, desde la tierra, evalúan la condición física de los astronautas y empiezan a saltar las alarmas. Por medio del estudio se dan cuenta que la capacidad pulmonar de los tripulantes había descendido en un 36%, además los trajes de entrenamiento no estaban funcionando como era debido. A este punto se puso un límite de retorno, el día 30 de junio.

26 de Junio, ya se había cumplido el récord de permanencia en el espacio y los astronautas empiezan a condicionar todo para su regreso a la tierra y contar la experiencia. Mientras entraban en la Soyuz 11, Volkov se da cuenta que la escotilla de la nave no cerraba bien, esto se lo notificó un sensor. Intentan cerrar varias veces la escotilla hasta que el sensor se apaga, considerando el cierre es ahora hermético.

A las 21:15 del 29 de Junio, la Soyuz 11 se separa de la estación espacial y Volkov anuncia por radio: «Mañana nos reuniremos. Preparen el coñac». Desde ese momento, todo empeoró.

Según las teorías, la escotilla no había cerrado bien, pero en 1997 el accidente se le atribuyó a una válvula que permitía equilibrar la presión con el exterior y que solo debía abrirse hasta que la Soyuz estuviera a cuatro kilometros de la superficie terrestre. Pero, por alguna extraña razón, se abrió antes.

Al momento de la separación los tres tripulantes tenían el pulso bien y la presión era normal. En momento en que supieron que iban a morir, fue cuando un ruido agudo inundó la nave y sus pulsaciones empezaron a disminuir.

Para los casos de emergencia, las reglas exigen que las fugas sean cortadas en 20 segundos. En los entrenamientos, los astronautas tardaban 30 o 40 segundos. Si hubiesen tenido mascaras de oxígenos como les habían sugerido, esto les podría haber dado un margen de dos a tres minutos.

Desafortunamente, a los 20 segundos la presión la había descendido demasiado. Para los 110 segundos, los corazones de los tripulantes se habían detenido.

La nave siguió su curso a la tierra y al entrar en contacto con el control de misión, se intentaron comunicar con los astronautas. Como no había respuesta, pensaron que podría ser una avería, nunca se imaginaron la verdadera tragedia.

Al aterrizar en la tierra el 30 de junio, los equipos de rescate abrieron la capsula para encontrarse con los cuerpos de los tripulantes muertos. Aunque intentaron dar respiración boca a boca, se dieron cuenta que ya llevaban más de media hora en ese estado.

Los datos revelan que no fue la fuga lo que los mató, sino el haber carecido de trajes presurizados.

Volkov, Dobrovolski y Patsáyev fueron enterrado en el muro del Kremlin, lo hicieron como héroes.

Redacción GossipVzla y fuente: La patilla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí